Desorden de Efectos Estacionales

sadwomanCon los días oscuros de invierno, muchos se dirigen a los salones de bronceado como parte de una solución para el trastorno afectivo estacional (SAD), también conocido como depresión de invierno. Los salones de bronceado venden sus servicios como tratamiento para este trastorno. Sin embargo, la radiación ultravioleta (RUV) que producen no es un componente de esa terapia.

 "La gente suele pensar que tomar el sol es un antidepresivo esencial. ¡Incorrecto! La terapia de luz actúa a través de los ojos, y requiere de la luz visible, los rayos UV no ", dice Michael Terman, PhD, Director del Centro de Tratamiento de Luz y los Ritmos Biológicos, Centro Médico de la Universidad de Columbia, Nueva York.

Dado que la luz ultravioleta no es un tratamiento para el trastorno afectivo estacional, las personas afectadas con esta enfermedad ponen en riesgo su salud al visitar un salón de bronceado, ya que pueden desarrollar cáncer de piel. Las lámparas de luz de alta presión emiten tanto como 12 veces la dosis de UVA anual en comparación con la dosis que reciben de la exposición al sol. Las personas que usan camas solares son 2.5 veces más propensas a desarrollar carcinoma de células escamosas y  tienen 1.5 veces más probabilidades de desarrollar carcinoma de basocelular.

La mayoría de los especialistas es este trastorno recomiendan la utilización de una caja de luz en lugar de visitar un salón de bronceado. Las cajas de luz son equipos portátiles, y las fuentes de luz visibles ofrecen hasta 10.000 lux de iluminación - de 10 a 25 veces más brillantes que la iluminación normal y "equivalente a unos cuarenta minutos de luz al aire libre después de la puesta del sol", según Terman. La mayoría de los pacientes utilizan cajas de luz temprano por la mañana, durante 15 a 60 minutos.

¿Qué buscar en una caja de luz?:

  • Elija una caja de luz de 10.000 lux de iluminación. Las  cajas de luz que ofrecen un número menor de lux no son tan eficientes.
  • Utilice un filtro ultravioleta. La mayoría de las cajas de luz utilizan focos fluorescentes, que emiten una pequeña cantidad de radiación UV. Su caja de luz debe tener un filtro UV o una pantalla difusora para proteger su piel y los ojos.
  • Opte por luces blancas y suaves. Las luces de amplio espectro producen una mayor cantidad de luz azul (lo que puede dañar los ojos) y radiación UV.