Dele una Mano a sus Manos

Cuando piensa en proteger su piel del sol, ¿qué es lo primero que viene a la mente? ¿Su cara? ¿Su cuello?... Y.. ¿sus manos?

A menos que usted siempre use guantes, con el tiempo las manos reciben una cantidad enorme de exposición del sol. El 90 por ciento de los cambios visibles en la piel son atribuidos al envejecimiento - que aparecen en sus manos como arrugas, manchas y piel correosa – y son causados por la radiación ultravioleta (UV).

La mayoría de el carcinoma de células escamosas y el carcinoma basocelular (BCCs y SCCS) - los principales cánceres de la piel no relacionados con melanoma, sumando a más de un millón de neoplasias malignas en un año - también son causados por exposición de los rayos UV. Según Neil Sadick, MD, fundador de Sadick Dermatology y Grupo de Investigación en Dermatología y dermatólogo en la práctica privada en Nueva York y en Great Neck, Nueva York, la queratosis actínica (el precáncer más común) y los carcinomas de células escamosas son los más comunes en lesiones en las manos.

Proteja Bien Sus Manos

Cuando la gente piensa que el cuidado de las manos, suelen pensar, generalmente, en una crema hidratante. Esto se debe a que las manos son propensas a la resequedad debido a la delgadez y a la pequeña cantidad de aceite en las glándulas de la piel. Esta tendencia se agrava por el lavado de manos. Aunque las cremas hidratantes comunes alivian temporalmente la piel seca, no hacen nada para prevenir del daño solar. Así que en vez de sólo ponerse una loción o crema, use un filtro solar hidratante con un SPF del 15 o superior y con una combinación de los siguientes ingredientes: avobenzone estabilizado, ecamsule (alias MexorylTM), oxybenzone, dióxido de titanio y óxido de zinc.

Un protector solar e hidratante eficaz también deberá contener emolientes, como la lanolina, que cubra la piel y le da suavidad, y humectantes como la glicerina, que mantiene la humedad para mantener la piel hidratada. Algunos filtros solares, incluso contienen ingredientes anti-edad: "Me gustan los productos con ácido láctico [un AHA o ácido alfa hidroxi], disponible tanto con o sin receta", dice el Dr. Sadick. También doctor Sadick recomienda los filtros solares que contengan antioxidantes (como vitamina C o E), moléculas que ayudan a prevenir el daño celular causado por sustancias llamadas radicales, producidas por reacciones de oxidación en el cuerpo. Para asegurarse de que esté recibiendo la cantidad adecuada de cualquier componente anti-edad, asegúrese de que la lista de ingredientes aparezca en la parte superior del producto.

Aplicar y Repetir

Al aplicar el protector solar,  use una cantidad suficiente "para cubrir toda la superficie de las manos", aconseja Sadick. Y no descuidar las uñas: "El tejido de la uña es metabólicamente activo y podrían ser susceptibles al melanoma (la forma más mortal de cáncer de piel) y a los carcinomas de células escamosas", explica el Dr. Sadick. La reaplicación frecuente puede ser necesaria, puesto que el lavado de las manos quitará cualquier protección solar que se haya aplicado. Siga estos consejos de prevención para mantener sus manos sanas y mejor.