Protección Solar Durante Todo el Año

El verano no es la única temporada en usted está en riesgo por el sol. Descubre cómo protegerse sea cual sea la temporada.

Usted probablemente tiene el hábito de llevar consigo un protector solar para un día en la playa o en la piscina. Pero el sol está ahí, arriba los 365 días del año, y necesita protección todo el tiempo para así reducir el total de exposición solar en el transcurso de su vida. Todos los días en que se expone al sol cuenta. No necesariamente tiene que estar tomando el sol para obtener una dosis perjudicial. Practique estos fundamentos de protección solar durante todo el año para brindarle a su piel la mejor calidad y salud a largo plazo.

Use un protector solar con un SPF del 15 o superior siempre que pase tiempo al aire libre:

  • Esto se aplica a todas las actividades al aire libre: deportes, ir de compras, picnic, caminar o trotar, jardinería, incluso esperando el autobús.
  • Elija un protector solar con ingredientes que bloquean tanto los rayos UVB como los UVA.
  • Aplique libremente y uniformemente a toda la piel expuesta. En promedio, un adulto en un traje de baño debe utilizar aproximadamente una onza de crema para el sol por aplicación. No utilizar lo suficiente puede reducir la protección que usted consigue.
  • Asegúrese de cubrir labios, orejas, contorno de ojos, cuello, cuero cabelludo, manos y pies.
  • Vuelva a aplicar como mínimo cada 2 horas, y aplique mas frecuente si algunos de los productos pudo haber sido eliminado durante la natación, el sudor, o una toalla.
  • Elija un producto que se adapte a su piel y a sus actividades. Los protectores solares están disponibles en crema, gel, spray, y en stick. Algunos de ellos son específicamente para los deportes como resistente al agua, a prueba de sudor o  libre de fragancia, hipoalergénicos, y especialmente para pieles sensibles o niños.

Cubriéndose del Sol

  • Use camisas de manga larga y pantalones largos. Telas firmemente tejidas y colores oscuros, como el azul y negro, o colores brillantes, como naranja y rojo, ofrecen más protección. Si puede ver luz a través de una tela, los rayos UV también pueden penetrar a través de ella. El agua hace las telas más translúcidas, de modo que no se confíe si se cubre con una camiseta mojada.
  • Un sombrero de ala ancha ayuda a la prevención del cáncer de piel sobretodo en las áreas expuestas como el cuello, orejas, cuero cabelludo, y la cara. Opte por un sombrero de 3 a 4 pulgadas de ancho. Gorras y viseras protegen la cara, pero dejan el cuello, la cara inferior, y las orejas expuestas.
  • Las gafas de sol con protección de rayos UV protegen los ojos y el contorno de los ojos, sitios comunes del cáncer de piel inducido por el sol y el envejecimiento. Usar gafas de sol también ayuda a reducir el riesgo de cataratas.

Busque la sombra 

  • Tenga en cuenta que la luz del sol rebota se las superficies lo que puede llegar, incluso, debajo de un paraguas o un árbol.

No al bronceado

  • Un bronceado es la respuesta a los rayos dañinos del sol.

Manténgase alejado de salones de bronceado artificial

  • La radiación ultravioleta emitida por las lámparas de bronceado en interiores es mucho más intensa que la luz solar. Peligros incluyen quemaduras, envejecimiento prematuro de la piel, y el aumento del riesgo de cáncer de piel.

Proteja a sus niños y enseñarles como protegerse del sol a una edad temprana

  • Los hábitos son adquiridos y aprendidos con mayor facilidad cuando se es joven. Por lo tanto es una prioridad mostrarles a los niños como protegerse ya que el daño  solar producido en la piel se va acumulando con el transcurso de los años.