En El Peor de los Casos

sunUna ampolla ocasionada por una quemadura por el sol durante la niñez o adolescencia aumenta doblemente el riesgo y las posibilidades de desarrollar melanoma más adelante. Una persona también duplica el riesgo de melanoma si ha tenido cinco o más quemaduras durante su vida.

En pocas palabras: cuando vaya a la playa o participe en cualquier actividad al aire libre, nunca planeé broncearse y mucho menos quemar su piel. Tanto la quemadura solar como el bronceado inducen lesiones al ADN, que puede facilitar el camino al desarrollo del  cáncer de piel. Busque sombra inmediatamente si su piel comienza a enrojecerse o le empieza a doler.

Si a pesar de sus mejores esfuerzos llega a casa con una quemadura, el tomar ciertas medidas puede disminuir el impacto. “Las quemaduras, literalmente, cocinan las proteínas de la piel,” dice a Zoe Draelos, MD, profesora de dermatología de Wake Forest University School of Medicine, Winston-Salem, North Carolina.

Si su piel se empieza a pelar - un proceso natural de curación -utilice una crema hidratante no grasosa para calmar la zona. No cubra el área descamada con un autobronceante -, indica el Dr. Draelos, “porque éste se pegará a la piel y hará que se vea peor.”

Generalmente, las quemaduras no requieren del cuidado de un doctor. Sin embargo, “si se tiene fiebre, consulte a un médico, ya que indica una posible insolación” explica al Dr. Draelos. “Además, si un niño tiene una quemadura grave y esta en riesgo a deshidratarse, si alguien se quema en una gran parte del cuerpo, pueden requerir atención médica.” La Dra. Draelos también recomienda un remedio casero para calmar la piel usando un paño mojado en leche fría. "La frescura de la leche ayuda a disminuir el ardor y crea una capa de proteína que ayuda a aliviar el malestar."

Si tiene alguna quemadura solar

Las quemaduras deben evitarse a toda costa, ya que pueden aumentar significativamente el riesgo de cáncer de piel. Pero incluso la gente más precavida puede quemarse accidentalmente. Para las quemaduras leves, siga estos pasos para aliviar las molestias:

  1. Tome agua, jugo o bebidas energéticas para reemplazar los líquidos corporales.
  2. Tomar acetaminofeno si tiene dolor de cabeza, fiebre ligera o escalofríos.
  3. Tomar un baño de agua fresca suaviza y refresca la piel.
  4. Suavemente, aplique un humectante a la piel.
  5. Permanezca fuera del sol hasta que la quemadura desaparezca.
  6. ¡Sobretodo, la próxima vez que esté en el sol, no se queme!