Tipos de Piel y Categorias con Mayor Riesgo

Ciertos tipos de piel se encuentran en mayor riesgo a desarrollar daño solar y cáncer de piel. ¿Conoce su tipo de piel? Déle un vistazo a nuestras fotos y a las descripciones para encontrar el que mejor se adapte a su piel.

Existen seis fototipos de piel, pasando de claro a oscuro. Las personas con piel tipo I y II tienen mayor riesgo a desarrollar cáncer de piel, mientras que los tipos V y VI se encuentran entre los de riesgo más bajo. Esto se debe a que los que tienen más pigmentación tienen más protección natural al sol. Sin embargo, las personas con piel más oscura pueden desarrollar cáncer de piel. Al igual que las personas de piel clara, deben ser cautelosos y hacerse exámenes regularmente con un médico.

Para tener una mejor idea, estime su grado de riesgo de acuerdo a la siguiente clasificación.

 

  • Tipo I:

    Siempre se quema y nunca se broncea en el sol. Usted es extremadamente susceptible al daño en la piel, así como a cánceres tales como el carcinoma basocelular y el carcinoma de células escamosas. También está en riesgo muy elevado para desarrollar melanoma, el cáncer de piel más mortal. Además de seguir los consejos de prevención de The Skin Cancer Foundation, utilice un protector solar con un FPS de 30 ó superior. Busque la sombra cuando esté expuesto al sol. Revise su piel de pies a cabeza cada mes, prestando especial atención a cualquier crecimiento sospechoso y realice un examen de piel anual con especialistas.

  • Tipo II:

    Casi siempre se quema y raramente se broncea en el sol. Usted es altamente susceptible al daño de la piel,>así como a cánceres tales como el carcinoma de basocelular y el carcinoma de células escamosas. También está en riesgo muy elevado para desarrollar melanoma, el cáncer de piel más mortal. Además de seguir los consejos de prevención de The Skin Cancer Foundation, utilice un protector solar con un FPS de 30 ó superior. Busque la sombra cuando esté expuesto al sol. Revise su piel de pies a cabeza cada mes, prestando especial atención a cualquier crecimiento sospechoso y asegúrese de realizar un examen de piel anual con especialistas.

  • Tipo III:

    A veces se quema y a veces se broncea en el sol. Usted es susceptible al daño de la piel, así como a cánceres tales como el carcinoma de basocelular y el carcinoma de células escamosas. También está en riesgo muy elevado para desarrollar melanoma, el cáncer de piel más mortal. Además de seguir los consejos de prevención de The Skin Cancer Foundation, utilice un protector solar con un FPS de 30 ó superior. Busque la sombra cuando esté expuesto al sol. Revise su piel de pies a cabeza cada mes, prestando especial atención a cualquier crecimiento sospechoso y asegúrese de realizar un examen de piel anual con especialistas.

  • Tipo IV:

    Tiende a broncearse fácilmente y es menos propenso a quemarse. Pero aun así, usted corre peligro; utilice protección solar con un FPS de 15+ y busque la sombra entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Siga todos los consejos de prevención de The Skin Cancer Foundation y revise  su piel de pies a cabeza cada mes, prestando especial atención a cualquier crecimiento sospechoso. Realice un examen anual de piel con un especialista.

  • Tipo V:

    Se broncea fácilmente y rara vez se quema. Pero todavía está en riesgo. Utilice un protector solar con un FPS de 15+ y busque la sombra entre 10 de la mañana  y 4 de la tarde. El melanoma lentiginoso  acral, es más común entre la personas de piel más oscura. Estos melanomas tienden a aparecer en las partes del cuerpo que no suelen estar expuestas al sol, y a menudo suelen ser detectados tardíamente, después de que el cáncer se ha propagado. Revise su piel de cabeza a pies cada mes, prestando atención a cualquier crecimiento sospechoso, especialmente en las palmas de las manos, plantas de los pies y membranas mucosas. Además, cerciórese de realizar un examen de piel anualmente con dermatólogos profesionales.

  • Tipo VI:

    Nunca se quema. A pesar de que no se queman, las personas de piel oscura están todavía en riesgo de contraer cáncer de piel, y deben usar un protector solar con FPS de 15 + y buscar la sombra entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. El melanoma lentiginoso  acral, es más común entre la personas de piel oscura. Estos melanomas tienden a aparecer en las partes del cuerpo que no suelen estar expuestas al sol, y a menudo suelen ser detectados tardíamente, después de que el cáncer se ha propagado. Revise su piel de cabeza a pies cada mes, prestando atención a cualquier crecimiento sospechoso, especialmente en las palmas de las manos, plantas de los pies y membranas mucosas. Además, cerciórese de realizar un examen anual y completo de piel con dermatólogos profesionales.